VISITA AL ETNOMUSEO DE LOS PUEBLOS SIBERIANOS

John Muir (naturalista s. XX) escribió: “la mayoría de las personas están sobre el mundo, no en él; no tienen una simpatía o relación consciente con el mundo”. Cuando conoces a Carmen Arnau Muro, antropóloga especialista en pueblos indígenas siberianos, rápidamente reconoces que pertenece a esa minoría de personas implicadas y comprometidas con el mundo, con su proyecto y con la responsabilidad altruista de compartir su experiencia de trabajo de campo e innumerables historias de vida recogidas a lo largo de su extensa carrera profesional que lejos de atesorar memorias no deja de estrenar diarios de campo en cada nueva expedición que diseña y emprende. Fruto de este trabajo antropológico, surge la creación del Etnomuseo de las viviendas étnicas de Siberia y Asia Central en Ventas con Peña Aguileras (Toledo). 

 

El sábado 24 de noviembre ASANTO organizó una visita social y cultural en la que Carmen Arnau Muro nos acercó al modo de vida de las poblaciones indígenas de Siberia y Asia Central entrando en sus propias viviendas.

 

La investigación etnográfica, y por ende la observación participante, implica al menos dos componentes que interactúan continuamente: el investigador (el yo) y el grupo (el otro). Conjugar estas dos perspectivas (emic/etic) es necesario para llegar al conocimiento más aproximado de la realidad. Carmen Arnau Muro nos acercó a esa realidad con el estilo clásico de los antropólogos del s. XVIII-XIX. No sería extraño que el mismo Bronislaw Malinowski (antropólogo s. XX) considerado el padre de la observación participante como técnica de las primeras bases metodológicas, hubiera reconocido el buen hacer del trabajo de campo antropológico y habría disfrutado de una experiencia antropológica cultural y social como lo hicimos todos los participantes de ASANTO.

 

Gracias a todos los participantes por asistir y compartir la actividad, y en especial gracias a Carmen Arnau Muro y a su función por facilitar el acercamiento a estas culturas y su cosmovisión, desde el rigor científico y el respeto intercultural.

Escribir comentario

Comentarios: 0